Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Jennifer Love Hewitt
  • Próximo álbum

Lo que más ama Jennifer Love Hewitt de su cuerpo son sus senos

Jennifer Love Hewitt fue invitada por tercera ocasión a ser la portada de la revista Maxim. Ella, como sexy de la casa, accedió de mil amores.
Y es que a J.Love le encanta sentirse sexy, deseada y atractiva.
En la entrevista principal de la revista, preguntaron qué parte de su cuerpo le gusta más y respondió la bella rauda y veloz: "Mis boobies".
Por eso nos dimos a la dura (durísima) tarea de analizar la bien torneada anatomía de Jennifer Love Hewitt, para ver si su orgullo le hace justicia.
La esbelta figura y pronunciadas curvas de Jennifer Love Hewitt siempre llamaron la atención de los que tenían buen ojo en Hollywood.
Y ella sabe en dónde está su principal atractivo, si no, ¿por qué no lo iba a dejar al descubierto?
Y es que a Jennifer Love Hewitt no la intimidan ni las curvas más deseadas del momento, o sea, las de Kim Kardashian, con quien lleva una amistad, digamos que muy agradable.
De vez en cuando la Kardashian y J.Love comparten cuchillo, para cortar cebollas, no crean que ya descubrimos a su cirujano.
Pero por lo visto tu fuerte no es el puré de papas querida J.Love, mejor sigue enseñando tus cositas.
¡Eso!, ¿ves qué bonita te ves sin delantal?
Pero hubo un tiempo en que la debilidad de Jennifer Love Hewitt no radicaba en el vestido de diseñador, mucho menos en el escote. Su punto débil fue el español y más si se lo cantaba al oído Enrique Iglesias.
¿Se acuerdan de estas imágenes? Por allá del 2001 y nadie auguraba un noviazgo duradero a este par.
Pero sí, Jennifer Love Hewitt y Enrique Iglesias duraron más (meses) de los que muchos pudieron haber vaticinado. En el inter, también los casaron y los embarazaron varias veces. Ya ven cómo son los chismosos.
Lo cierto es que Enrique pasó y Jennifer Love Hewitt se quedó solterita. Dicen que ahora tiene en pausa tres anillos de compromiso que la están esperando en Tiffany´s. Parece que esta chica no tiene prisa en casarse.
¡Ah!, pero estábamos en eso del análisis de sus "boobies" y en el baúl de los recuerdos nos encontramos estas fotos de Jennifer Love Hewitt muy sonriente vacacionando en Hawaii.
Y como lo que se ve no se pregunta, dicta la máxima Juangabrielesca, Jennifer trata bien a sus gemelas, porque según ella, "siempre me han servido bien".
¿Será que vamos y le preguntamos a Enrique qué tal le sirven?
Lo cierto es que esta petit J.Love ha sabido sacarle jugo a su físico y el resultado siempre sale a relucir a su paso por las alfombras rojas.
Jennifer ha hecho amistades entrañables en Hollywood y sobre todo, con los latinos. Algo bueno le dejó Enrique a esta Love.
En la entrevista que dio a Maxim, J.Love dice que cada invitación a hacer una portada es su escala para constatar lo bien que se ve.
Pero cuando no la llaman, esta bella sabe que es tiempo de ir al gimnasio. Ojalá y todas fuéramos igual a ella.
Pero lo que se hereda y se lleva en los genes, ni la mejor rutina de pesas lo puede moldear.
Y miren que es difícil lucir bien así, en ropa de gimnasio, sin producción que distraiga de lo que es la realidad.
Y ahí como la ven Jennifer Love Hewitt confesó que casi nunca es asediada por los chicos. ¿Será que le tienen miedo?
Ya ven que es cierto el refrán, la suerte de la fea, la bonita la desea. Y tal vez esta J.Love desearía ya estar con una pareja de planta.
Pero la verdad que no la vemos preocupada ni apresurada en tener familia y perro en el jardín. Jennifer Love Hewitt apenas tiene 33 años.
Jennifer Love Hewitt se ha establecido con uno de las series favoritas entre adolescentes y adultos: "Ghost Whisperer".
¡Buenoooo!, no todo es oda a su pechonalidad, en alguna foto maluca teníamos que pescar a Jennifer Love Hewitt, ¿no?
Lo cierto es que ella es dulce con cuerpo de tentación.
Y aquí los dejamos con uns instantánea para la historia, por ahí del 2000 con Ricky Martin. ¿Ven que les dije que ella tenía debilidad por los latinos?
Y nunca está de más una foto 'cute' de la J.Love.
¿Ahora entienden por qué Jennifer siempre busca mostrar sus redondeces? Es que tiene un corazonzote que de tan grande, se le quiere salir del pecho.
Gracias Jennifer Love Hewitt por tu franqueza, ¿qué hubiéramos hecho sin tanta sinceridad de tu parte?

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Lady Gaga tenía mucho calor como para abrocharse la blusa

Frida Sofía derrochó sensualidad sobre la pasarela

¡Qué joyitas!: Adriana Lima y Alessandra Ambrosio presumen sus joyas

Las sexys finalistas del Miss Bum Bum

Disfruta más imágenes
a tu izquierda