Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Maripily entró en el jacuzzi
  • Próximo álbum

Maripily entró en el jacuzzi

Maripily entró en el jacuzzi
La todavía esposa del pelotero Roberto Alomar llegó a desnudar su verdad.
Y vaya que sin importar cuál sea, todo lo que diga debe ser cierto.
Por lo menos esa es la impresión que da con ese cuerpo 'angelical'.
Y para prueba aquí está una imagen.
Vaya que dejó con la boca abierta a quienes la apoyan e incluso a sus detractores.
De hecho Maripily se negó a hablar del proceso de divorcio.
Pero eso no impidió que jugara un poco con Raúl de Molina.
La modelo habló de su gusto por los deportes.
Y reconoció que la pelota caliente es su favorito.
Podría parecer obvio a qué se refirió con eso de 'la pelota caliente'.
Para quienes no lo saben, se refiere concretamente al béisbol. No sean mal pensados.
Aunque luego de verla en traje de baño da igual a lo que se refiera.
¿Por qué Alomar no se esforzó por retener a este cuerpo... de bateo?
Raúl no se lo preguntó y la invitó a pasar al jacuzzi.
Pero antes de entrar le tocó dar un paseo alrededor del jacuzzi para que todos la admiraran a plenitud.
Las medidas no las sabemos exáctamente, pero son perfectas.
Por si no lo sabía, Raúl de Molina se encargó de hacerselo saber y ¡sentir!
De todos los temas del divorcio, lo único que aceptó comentar es el problema del piano.
La historia es que en la casa de su marido había un piano que, con la separación, se lo llevó a su nuevo hogar en Miami.
'A mi me encanta tocar el piano, además me lo regalaron del día de las madres'.
'Ay mamacita, piano, orquesta y todo lo que quieras te lo podemos regalar'... fue lo que muchos pensaron.
¿Y ahora quién podrá consolarla en sus momentos de soledad?
Aquí hay una muestra del sacrificio que tendría que hacer quien quiera estar a su lado.
¿Algún defecto a la vista? Pues no, está de 10.
Si hay alguien interesado en hacerle compañía a esta solitaria mujer, búsquenla en Miami.
Raúl la invitó a salir, pero luego del castigo que recibió por sus besos con Ninel Conde, se arrepentió y mejor se fue a casa.
Así que está totalmente sola y sufriendo un proceso de separación.
Con Rauli al final solo hubo un abrazo fraternal y la promesa de otro chapuzón.
Esperemos que no pase mucho tiempo para que vuelva a visitar a 'El Gordo y La Flaca'.

La modelo se sumergió con Raúl de Molina en 'El Gordo y La Flaca'.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Candidatas a Senadoras al jacuzzie

Los mejores momentos de los talentos en el mes de julio

Andrea Calle, buenísima por donde la veas

Marisol González presume su barriguita en su baby shower

Disfruta más imágenes
a tu izquierda