De su propia letra, el extraordinario viaje de Raúl de Molina a Sri Lanka

En exclusiva, las exóticas vacaciones de Raúl de Molina en Sri Lanka

Las exóticas vacaciones de Raúl en Sri Lanka

Raul's exotic vacation in Sri Lanka

Nuestro Gordo narró todas las aventuras que tuvo durante su visita a Sri Lanka disfrut...

Our 'Gordo' narrated all the adventures he has during his time in Sri Lanka enjoying th...

Temp. Season 2014 | Epi. Ep. 140408 | 04/08/14 | 02:51  | Not Rated
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

El Gordo y La Flaca El Gordo y La Flaca

Las exóticas vacaciones de Raúl en Sri Lanka

Raul's exotic vacation in Sri Lanka

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
Nuestro Gordo narró todas las aventuras que tuvo durante su visita a Sri Lanka disfrutando de las playas, paisajes y obvio la comida.
Ep. 140408 | 04/08/14 | 02:51 Disponible hasta 04/08/14

Comenzamos con un vuelo a Nueva York, seguido por más de 13 horas de vuelo a Doha, donde conectamos a Colombo en la isla de Sri Lanka en el océano Índico. Aquí nos fuimos por carretera durante casi 5 horas hasta Kandalama.

El país está lleno de templos budistas y una vegetación increíble, como nunca antes había visto. Una isla muy limpia y donde desde pequeños aprenden a cuidar la naturaleza. En Kandalama nos hospedamos en un hotel de arquitectura moderna, construido en la selva y entre las rocas.

Aquí visitamos la ciudad antigua de Polonnaruwa, que fue la capital medieval de Sri Lanka. Al otro día escalamos el Fuerte de Roca de Sigiriya. Tardamos más de una hora en subirlo para ver unas vistas espectaculares.

De aquí nos trasladamos a la ciudad de Kandy, donde se encuentra el templo budista más importante del país llamado Temple of the Tooth.

Los jardines botánicos de la ciudad tenían una gran avenida llena de palmas cubanas que fueron regaladas a Sri Lanka por Cuba a principios de 1900. Continuamos subiendo a casi 7000 pies de altura a los valles con espectaculares plantaciones de té. Las vistas eran fuera de serie y parecía un paraíso de una película, todo verde.

Después nos trasladamos a la costa del sur, a un resort de la playa Amanwella. Cuál fue mi sorpresa que cuando llegué, el mánager general me estaba esperando y era del Salvador, su nombre era Henry Scott. Sólo llevaba en el país tres meses y creo que es el único latinoamericano radicando ahí.

Fueron los mejores días de mi vida, aunque en ocasiones saliendo de la habitación y caminando al desayuno te encontrabas con lagartos de hasta seis pies de largo, a Mily le caían lagartijas en la cabeza mientras estábamos en la piscina de la habitación durante la noche.

Durante nuestra última noche fuimos a la capital Colombo.Fue un viaje excepcional a un país que ahora comienza a abrir sus puertas a la modernización.

Discute los chismes con otros fans en el Foro de El Gordo y La Flaca