Publicidad

Jennifer Aniston no quiere que Brad Pitt eclipse su boda

Jennifer Aniston

Jennifer Aniston

Jennifer Aniston con marcas en la espalda

Grosby Group. Prohibida su reproducción.
Jennifer Aniston

FOTOS:  La transformación de Jennifer Aniston

Ver fotos
Jennifer Aniston con 42 años: soltera y fabulosa

FOTOS:  Jennifer Aniston cumple 42

Ver fotos
A sus 44 años, Jennifer Aniston ya tiene que usar peluca

FOTOS:  Jennifer Aniston usa una enorme peluca

Ver fotos
Jennifer Aniston

FOTOS:  Jennifer Aniston con marcas en la espalda - Univision.com

Ver fotos

La popular actriz de 'Friends' y su pareja, el también intérprete Justin Theroux, han decidido aplazar a agosto una esperada boda que, en principio, iba a tener lugar este mismo mes de mayo, una súbita decisión con la que ambos querrían evitar que su gran día fuera eclipsado por la otra gran boda mediática de la primavera: la que está organizando su ex marido Brad Pitt y Angelina Jolie para fechas similares. El inesperado cambio habría sido el resultado de la propia iniciativa de Jennifer, quien no quiere que su ex pareja se inmiscuya indirectamente en sus asuntos y le robe protagonismo.

"Jennifer no quiere que la asocien a ellos en su gran día", confesó una fuente a la revista Us Weekly, medio que también se hace eco de los planes previos que desarrolló la actriz para evitar que coincidieran en el tiempo las dos ceremonias más relevantes del año en Hollywood. En principio, la intérprete estadounidense habría tratado de adelantar su enlace al que todavía están planificando sus competidores, pero su prometido consiguió quitarle esa idea de la cabeza tras sufrir en primera persona los nervios y la tensión asociada a los preparativos.

"Justin se mostró un poco extrañado con todo el lío del cambio de fechas, y le dijo a Jennifer que no había ninguna necesidad de apresurarse y de agobiarse con el tema de la organización. Al final, ambos han decidido tomarse las cosas con calma y pasar por el altar en agosto", añadió la misma fuente.

Respecto a las celebraciones, cada pareja está llevando a cabo sus preparativos y, por ahora, no parece que estén prestando mucha atención a los planes de la otra. Angelina y Brad quieren contraer matrimonio en el Chateau Miraval, un castillo situado en la región francesa de Provenza, y para ello consiguieron una licencia a finales de febrero que les permitía llevar a cabo la celebración en los siguientes 90 días. Por su parte, Jennifer ha demostrado confiar mucho en su pareja, pues no pretende hacerle firmar ningún acuerdo prematrimonial para proteger su millonaria fortuna, estimada en unos 150 millones de dólares.

¿Tienes algo que decir? Opina en el foro

Publicidad

Publicidad