Publicidad | Vea su anuncio aquí

Salma Hayek presume a su hija políglota

Salma Hayek y su familia

La pequeña Valentina Paloma se ha convertido en la traductora de su famosa madre en Francia, pues ya domina el idioma.

- Getty Images

Las caras y gestos de la pequeña Valentina Paloma

FOTOS:  Las caras y gestos de Valentina Paloma

Ver fotos
Valentina Paloma

FOTOS:  Las caritas más tiernas de Valentina Paloma

Ver fotos
salma hayek

FOTOS:  ¡Salma Hayek es instructora de aeróbics!

Ver fotos

Salma Hayek lleva varios años residiendo en Francia, donde se convirtió en madre de su primogénita Valentina y en mujer del magnate de la moda François Henri-Pinault. Aunque la edad juega a su favor, la pequeña hija del matrimonio ya no sólo habla francés mucho mejor que su famosa madre, sino que ya suele traducirla cuando la simpática artista necesita expresarse en público en un idioma que no consigue dominar.

"Ahora llevo ya cinco años en París, y todavía no puedo hablar francés. Es bastante humillante. Valentina no sólo tiene que traducírmelo todo, sino que incluso ha desarrollado un talento para imitar acentos, y suele imitar mi acento y el de mi marido en inglés, que están muy marcados por nuestras lenguas maternas. Y como ella no tiene ningún acento al hablar inglés, siempre se ríe de nosotros. Ella puede imitarme a mí intentando hablar inglés e intentando hablar francés. ¡Ella puede con cualquier acento y yo no puedo ni hablar el idioma!", declaró Salma a la revista británica OK!

Por otro lado, además de destacar como traductora y como imitadora de acentos, Valentina también se está convirtiendo en una defensora de los animales. Después de que la pequeña conociera a la activista Jane Goodall, Salma tiene que soportar que su hija de cinco años le recuerde que podría hacer un mejor uso de sus finanzas, ya que compara los precios de todas las cosas con el dinero que podría salvar a algún chimpancé, lo que solo consigue que la actriz se sienta culpable de sus caprichos.

"Ha desarrollado una especie de medida para ahorrar dinero relacionada con los chimpancés, en la que no quiere que derrochemos ni que nos deshagamos de nada porque dice que con el dinero que cuestan las cosas podríamos salvar a algún chimpancé. Si compro un bolso, por ejemplo, me pregunta: '¿Cuántos chimpancés crees que podríamos salvar con el dinero que te has gastado en ese bolso?' La verdad es que es aterrador", aseguró.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí