"Estoy orgullosa de mi hijo"

Leticia Calderon

Leticia y su esposo Juan disfrutan su bebé al máximo. - TVnotas USA

-¿Cómo está Luciano?"Muy bien. Estoy contenta y agradecida con Dios. Tengo un pedacito de cielo en casa; es la luz de mi hogar, de mi relación, de mi familia. Mi hijo ha venido a cambiar muchas cosas, a sensibilizarnos y a mantener una promesa de amor".

-¿Cómo reaccionaste cuando te dijeron que tendrías un niño especial? "Lloré mucho, porque me tomó por sorpresa, no lo esperábamos. Durante mi embarazo me realizaron todas las pruebas y siempre salieron negativas. Pensábamos que venía perfecto".

-¿Cuándo te lo dicen?"Cuando nació mi bebé no lloró, en ese momento supe que había algo mal. Pregunté y me dijeron que estaba muy bien".

-¿Y qué paso después?"Cuando estaba mejor y recuperándome del parto en el cuarto, el doctor me dijo que parecía que sus pulmones y corazón no estaban bien. Y yo dije: ‘mmm, aquí hay algo más...’. Efectivamente, la genetista llegó momentos después y me dijo que parecía que mi bebé tenía Síndrome de Down, pero que tendrían que hacerle unos estudios".

-¿Qué pensaste después de escucharlo?"Juan y yo lloramos, nos abrazamos y le dije: ‘yo quiero a mi bebé’. Nunca lo pedí perfecto y lo amaba así. Juan me dijo que él también. Fuimos a verlo y yo lo vi divino. Lo que me preocupaba mucho era que sanara de sus pulmones y corazón".

-¿Cuál fue el resultado de los estudios?, ¿tenías alguna esperanza de que no fuera cierto?"No, pero resulta que Luciano tiene un Síndrome de Down clásico. Hay tres niveles: el mosaico, que es leve; el clásico, y el severo. Gracias a Dios, es el más común".

-Lety, ¿qué sentimiento te causaba lo que estabas viviendo?"La verdad, al principio fue tristeza, pero nunca decepción, jamás. Me preocupaba la ignorancia, el desconocimiento que existe acerca de estos niños; de momento sólo pensaba en lo que podía ofrecerle".