El Chavo

El Chavo

El Chavo

- Televisa

El Chavo, principal personaje de la serie de su mismo nombre, es un niño creativo, entusiasta, torpe, inocente, poco astuto y de bajos recursos pero con un corazón inmenso. Es muy sensible y cuando llora le da la famosa “garrotera”,  se queda inmóvil hasta que le echen agua.

“Siento como si sintiera que no estuviera sintiendo nada”, dice El Chavo cuando sufre esta condición, usualmente cuando tiene miedo. Busca consuelo en su barril cuando los niños se aprovechan y burlan de él. Don Ramón es como su papá, lo regaña y le da regalos.

Es poco brillante pero tiene unas ideas ingeniosas y cómicas.  Aunque a veces los saque de quicio, sus mejores amigos son Quico, La Chilindrina, La Popis, Ñoño, Godínez, entre otros. Se gana la vida vendiendo periódicos, de mesero, reciclando latas y otros oficios. Su debilidad son las tortas de jamón.

Su nombre verdadero ha sido un misterio así como la vida de sus padres. Se dice que una anciana lo cuidaba hasta el día de su muerte en el apartamento 8 de la vecindad y al quedar sin casa tomó el barril por hogar. A los 4 años llegó a la vecindad y el patio se convirtió en su lugar favorito. Cuatro años después comienzan las travesuras que lo hacen famoso entre sus vecinos.

Se viste con una camisa de rayas, pantalón café con tirantes rojos y una gorra de lana con orejeras. Sus zapatos son negros con cordones amarillos.

Algunas de sus frases son:

"Fue sin querer queriendo"
"Bueno pero no se enoje"
"Se me chispoteó"
"Eso, eso, eso, eso"
"¡Ahora sí te tocó el ocho!"
"Es que no me tienen paciencia"
"¿Y yo qué dije? ¿Y cómo es?"
"¡Zas! ¡Zas!"