Publicidad | Vea su anuncio aquí

Bandidas asaltan México

Bandidas

FOTOS:  Un par de Bandidas muy buenas

Ver fotos

Un par de bandidas enchiladas

Las dos actrices hispanas más reconocidas del mundo, Salma Hayek y Penélope Cruz, quienes son también grandes amigas desde hace tiempo, cumplieron el sueño de trabajar juntas gracias a la cinta Bandidas que recientemente terminaron de filmar en México.

Tras siete años de gran amistad, la actriz española Penélope Cruz y la mexicana nominada al Oscar, Salma Hayek, cumplieron uno de sus sueños: trabajar juntas en una película. El proyecto elegido fue la cinta Bandidas, escrita y producida por el afamado director francés Luc Besson (Nikita y The Fifth Element), experiencia que para ambas resultó algo fantástico y que quisieron compartir, mediante una conferencia de prensa que organizaron para conmemorar el fin de la filmación.

"Estoy profundamente orgullosa de este proyecto, ya que no es común en primera, tener una amistad tan maravillosa con alguien del medio, y en segunda, porque es muy raro que dos amigas trabajen tan bien juntas en una película tan difícil como esta", confesó Salma.

Por su parte, para Penélope filmar esta cinta no fue sólo felicidad. "Lloré muchísimo cuando terminamos de filmar hace unos cuantos días, extraño a esta maravillosa mujer. Sé que no voy a encontrar a una persona y compañera tan increíble y en la que se puede confiar ciegamente, como Salma. Tener a una amiga como ella en un rodaje es un verdadero tesoro del que pocos pueden presumir", afirmó la ex-chica Almodóvar, quien simbólicamente para demostrar su aprecio por México, Salma y a manera de despedida, le agarraró cariñosamente el trasero a la veracruzana.

Sin embargo, en un principio las dudas para filmar Bandidas asaltaron a las divas, quienes se mostraron temerosas por el fracaso de otras mujeres que incursionaron en el género western. "Teníamos miedo, porque es un género difícil, muy popular entre la gente. Pero cuando leímos el guión que Luc hizo, al hablar con él, vimos que tenía muy claro todo lo que quería hacer y lograr con esta película, inmediatamente se fueron los miedos", puntualizó Salma.

Con respecto a las experiencias que vivieron este par de hermosas bandidas en las diferentes locaciones y su estancia en diversos lugares de México como Real de Catorce y San Luis Potosí, aseguraron no poder esperar para hacer otro proyecto en estas tierras.

"Estoy enamorada de este país, es como estar en España, me siento como en casa, me fascina la gente. Me gustaría volver y tener más tiempo para poder ir de compras, ahora sólo me llevo algunas artesanías, cositas pequeñas, unos rebozos y la imagen de los paisajes que hemos visto porque los directores escogieron locaciones espectaculares", afirmó la protagonista de Vanilla Sky, quien también admitió ser adicta a las gorditas de requesón (derivado untable de sabor suave que se obtiene del suero de la leche al elaborar queso). "Me comí como quince en un sólo día", agregó.

Mientras tanto, Salma no perdió oportunidad de echar de cabeza a su amiga. "...ya come chile, déjenme presumirles, porque cuando llegó, lloraba al comerlo, pero ahora ya no come nada sin chile".

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí